Trabajador Rural, muertes y su Seguridad Laboral

Trabajador Rural, muertes y su Seguridad Laboral


Trabajador Rural

Trabajador rural según el decreto 216/2012 en el  capítulo 1, disposiciones generales  se define como “…. todo el que bajo la dirección de otra persona, empleadora, ejecuta habitualmente trabajos rurales fuera de las zonas urbanas, mediante el pago de un salario y demás prestaciones….”

Trabajador-rural

Si uno escucha algo de música también podemos sacar una rápida conclusión de quién es el trabajador Rural.

Un ser humano con diversas capacidades, que debe adaptarse a múltiples condiciones laborales, climáticas, y de órdenes jerárquicos, con una clara vocación de servicio.


Noticias

Es a esas personas que me dedico hoy, con tristeza, porque es de notorio conocimiento que en las últimas semanas se han registrado fallecimientos de trabajadores Rurales en Uruguay, lo que pone nuevamente sobre el tapete las condiciones de Seguridad e Higiene de los mismos.

Diversas publicaciones desde el PIT-CNT, la ARU (Asociación Rural del Uruguay) y portales de noticias, han hechos sus descargos pidiendo más control, y mano dura para con los empresarios y todos aquel que sea responsable de las muertes.

 En Uruguay tenemos la suerte que al día de hoy se a reglamentado en relación al trabajo rural, desde la ley 14.785, decretos 291/2007, 321/2009, 216/2012 y otros diversos.

Pero como es sabido no alcanza con tener todo escrito, en leyes, decreto, estatutos, etc, se necesita un nivel de consciencia general, para poder hacer uso de  los derechos por parte de los  trabajadores.


Niveles implicados

En un primer nivel me remito a palabras Dr: César Signorelli el cual nos dice “…si bien las normas sobre el particular conducen a procesos de participación de los sujetos, las responsabilidades y los costos son enteramente de cargo de las empresas, lo que, sin perjuicio de los juicios de valor que se puedan efectuar, resulta coherente con el ordenamiento jurídico laboral, sobre todo en atención al poder de dirección que ejerce el empresario…”

Con esto quiere decir, que siempre y primero es responsabilidad del patrón, empresario, director, de velar por la Seguridad e Higiene de los trabajadores, sin perjuicio que se deba trabajar en las responsabilidades de los trabajadores, que también parte de un orden inicial, antes dicho.

En un segundo nivel esta aquello que ya hemos hablado en otras oportunidades, tres niveles del factor humano, la percepción, creencias y actitudes, que debemos tener presente los trabajadores, y empresarios.

Estos tres niveles nos hablan de generar una consciencia y cultura de trabajo, donde lo primero es la vida humana, frente a los peligros y riesgos.

Y por último agrego un último nivel, el del acercamiento y entendimiento real, de las vivencias de las personas implicadas, sus historias de vida, familiares, hasta la propia historia dentro de un contexto país.

De forma muy simple podemos escribir y decir muchas cosas, así mismo caer en dichos fuera de la realidad, creyendo  tener la verdad,  también se pueden generar profundas barreras y alejarnos más.

Muchas veces se generar herramientas de ayuda, que al final terminan siendo enemigos de ayuda, porque no se toma en cuenta la realidad toda de ese trabajador.


Y cómo se genera consciencia?

En el caso del trabajador Rural o trabajadoras rurales, que hoy nos compete, parte primero de que el Estado pueda efectivizar todas las herramientas legales, pero así también las herramientas de apoyo social, tanto de los ministerios como de los sectores educativos.

Por otra parte buscar espacios de escucha y de conversación para las personas implicadas en actividades rurales, una de las vías privilegiadas para generar consciencia es la escucha y la palabra.

Involucrarse, contar sus historias, ser parte de sus vivencias, de los colectivos, y así mínimamente generar empatía para empezar un camino, donde todos estemos involucrados.

Y claro, esto no es de un día para otro, lleva tiempo, paciencia y sobre todo respeto, pero es de ultra necesidad que se produzca. Mientras tanto, se deben incrementar las inspecciones, observaciones, apoyos, y generación de herramientas a corto plazo, y priorizar la vida del trabajador rural

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú